Los eventos deportivos a pequeña escala: nuevos retos de gestión ante un escenario incierto

1 septiembre 2020 / Comments (0)

Opinión

El foco de atención en relación a los acontecimientos deportivos está cambiando de protagonistas. Indudablemente los mega-eventos siempre se han llevado toda la atención. Sin embargo los eventos de tamaño medio y pequeño están despertando el interés de los gestores y organizadores de eventos deportivos. Por supuesto que organizar un mega-evento no es comparable a organizar uno a pequeña escala de nivel autonómico o regional. Pero existe una nueva dinámica de gestión que consiste en conformar carteras de eventos. Una cartera de eventos implica la organización de numerosos eventos a lo largo de una temporada. Esta opción permite que ciudades más pequeñas puedan plantearse un desarrollo estratégico económico y turístico a través de la organización de eventos deportivos.

La cartera de eventos se muestra como una herramienta con un enorme potencial, que bien gestionada implica la obtención de múltiples efectos positivos para el territorio de acogida.  Uno de los aspectos principales que implica es la atracción de turistas deportivos. Además una atracción de tipo regular (ya que se trata de repartir los eventos a lo largo de la temporada) y adaptada a la oferta hotelera y de restauración del territorio (al tratarse de eventos pequeños el número de asistentes es más manejable). La selección de los eventos puede buscar la desestacionalización del turismo, intentando que estos se ubiquen en las épocas de temporada baja. El desarrollo práctico de este tipo de ideas se encuentra avalado por una consolidación del turismo de eventos deportivos, que se puede comprobar en los resultados de las estadísticas a nivel nacional. El número de viajes de residentes dentro de España en los que se asistió a espectáculos deportivos se contabilizó en 3,7 millones de viajes en 2019, aumentando en un 9% con respecto al año anterior [1]. Por su parte, en el caso de los turistas extranjeros el número de viajes en los que se asistió a espectáculos deportivos alcanzó los 2,6 millones de viajes, mostrando una ligera disminución del 0,58% [1].

La atracción de turistas nos lleva a la obtención de repercusión económica. Los turistas deportivos se desplazan para acudir al evento deportivo y realizan un gasto en el territorio (hospedaje, gastronomía, compras, entretenimiento, turismo, entre otros). La repercusión económica de un evento de dos días de duración con una atracción de aproximadamente 1.200 asistentes con impacto, genera una inyección inicial de dinero que oscila entre los 135.900 € y los 186.817 € [2]. De esta manera, un solo evento de esta magnitud no va generar un gran efecto, pero una cartera conformada por múltiples eventos puede implicar una inyección importante de dinero.

Otros efectos positivos incluyen el desarrollo de imagen de marca, la promoción de la práctica deportiva, la obtención de mejoras en el ámbito social y de eventos sostenibles a nivel medioambiental. La consideración del aspecto medio ambiental es vital, aún más hoy en día con el desarrollo del European Green Deal o Pacto Verde Europeo. Hay que considerar que los eventos deportivos pueden tener efectos sobre el tráfico, el ruido, la generación de desperdicios o de efectos negativos sobre el paisaje. En el caso de los eventos de tamaño pequeño la repercusión ecológica es menor, lo que se añade a un aprovechamiento de las infraestructuras existentes que los convierte en acontecimientos más sostenibles [3].

Aunque la teoría en relación a la gestión de carteras de eventos está más desarrollada nos encontramos con una aplicación práctica limitada. La mayor parte de las carteras analizadas a nivel científico no aplican una planificación estratégica y la selección de los eventos no se lleva a cabo de manera formal. Aunque es algo ya manido es necesario interiorizar la idea de que los eventos si no están acompañados de una adecuada planificación estratégica no van a generar los efectos esperados.

Ahora bien, hay que considerar que en el momento actual los eventos deportivos se enfrentan a un reto mayúsculo.  Los expertos afirman que la recuperación del negocio en el ámbito de los eventos deportivos tardará de dos a tres años, dependiendo del efecto global de la pandemia en la economía [4]. Posiblemente el ámbito de los eventos deportivos a pequeña escala sea uno de los más castigados y que más tarde en recuperarse de las consecuencias devastadoras de la pandemia. A la problemática existente de un uso escaso de herramientas de gestión y planificación se suma la impredecible situación actual, ya que se trata de eventos dependientes en su mayoría de ayudas públicas y del patrocinio local. De esta manera, la recuperación debe venir acompañada de un cambio de visión, que incluya la introducción de herramientas de gestión y planificación, con un enfoque que persiga la sostenibilidad y la autofinanciación. El Consejo de Europa en las Conclusiones sobre el Impacto de la Pandemia COVID19 y la Recuperación del Sector Deportivo (junio 2020) [5] recomienda a los estados miembros asegurar la orientación adecuada, apoyar la recuperación y alentar un desarrollo del sector deportivo aún más sostenible. Las posibles medidas de recuperación no deben dejar de lado a los eventos deportivos a pequeña escala, se debe considerar y poner en valor la repercusión económica y social que representan para la población en general y para los territorios de acogida en particular.

 

Jessyca Salgado Barandela (Universidad de Vigo)

 

Referencias

[1] Consejo superior de deportes (2020). Anuario de estadísticas deportivas 2020.

[2] Salgado-Barandela, J., Barajas, Á., & Sánchez-Fernández, P. (2019). Sport-event portfolios: An analysis of their ability to attract revenue from tourism. Tourism Economics, 1354816619884448.

[3] Buning, R. J., Cole, Z. D., & McNamee, J. B. (2016). Visitor expenditure within a mountain bike event portfolio: Determinants, outcomes, and variations. Journal of Sport & Tourism20(2), 103-122.

[4] Menchén, M. (2020). Informe Covid-19, el último disruptor de la industria del deporte. Sports Management School Barcelona. Recuperado de: http://eventos.unibarcelona.com/Informe%20COVID19%20el%20%C3%BAltimo%20disruptor%20de%20la%20industria%20del%20deporte.pdf

[5] Council of the European Union (2020). Conclusions of the Council and the Representatives of the Governments of the Member States meeting within the Council on the impact of the COVID19 pandemic and the recovery of the sport sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: